boquerones en vinagre
La cocina de
VOLVER AL
LISTADO
Seguramente habéis escuchado muchas veces el consejo de “comed más despacio, sin prisas,” e incluso se lo habréis dicho a vuestros hijos, amigos o familiares. El principal motivo para hacerlo es que así controlamos mejor las cantidades de comida que consumimos, hacemos mejor la digestión e incluso evitamos atragantarnos. Un estudio, publicado en la revista Pediatric Obesity, con niños y adolescentes mexicanos de entre 6 y 17 años ha comprobado que esperar 30 segundos entre bocado y bocado, mientras se mastican bien los alimentos, permite al organismo procesar la señal de saciedad, lo que evita seguir comiendo cuando ya no es necesario ayudándonos en muchos caso a perder peso.

Por otro lado, si comemos lentamente nuestro cuerpo recibirá en mejores condiciones los alimentos, favoreciendo el proceso digestivo y previniendo las molestias posteriores. Además, disfrutaremos más del plato percibiendo mejor los sabores.

Aquí os dejamos cinco consejos para tratar de comer despacio:

 

  1. Masticad bien cada bocado tratando de concentrar vuestra atención en lo que coméis.
  2. Bebed agua entre bocado y bocado para así pausar la ingesta.
  3. Utilizad los cubiertos porque con ellos, al tener que cortar la comida, siempre se come más lento.
  4. Intentad comer sentados porque si lo hacéis mientras trabajáis o estáis de pie acabaréis rápidamente con lo ingerís sin apenas daros cuenta.
  5. Comed sin distracciones. A menudo, comemos frente al televisor, algo que acentúa nuestro ritmo de ingesta porque desviamos nuestra atención hacia él y no hacia la comida. Sin darnos cuenta muchas veces, el plato lo tenemos vacío en apenas tres minutos.

 

 

 

 

 

COMPARTE:      comparte en facebook comparte en twitter comparte en google plus
Protección de datos | ©Copyright 2010 Ultracongelados Dona Dona,S.L. | por desarrollado por 47 bajo cero